...::; a:Ditoday ;::...

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La Columna

Correo electrónico Imprimir PDF

Estamos en enero, fecha que aprovechan los editores para lanzar la cartonaílla, y Hacienda para recoger los “beneficios” de los autónomos. Vuelvo a encontrarme las facturas de siempre con los inconvenientes de siempre; se me pone la mala leche de siempre.

Pienso que hay varios temas para desarrollar la columna y acabo porconcluir que sería un déjà vu, un très déjà vu.

Haciendo retrospectiva, observo que los columnistas menos literarios nos vamos desinflando y nuestras columnas van perdiendo sustancia; se nos acaban las ideas.

Hace bastante tiempo leí u oí una entrevista a Antonio Gala en la que contaba cómoun amigo le echaba en cara la simplicidad de su columna en El Mundo del SigloXXI.

“Coges una idea y la vistes”, le decía.

Gala le respondió: “Al contrario, la columna es tan pequeña que, para que quepa, tomo una idea y la desnudo”.

Si por similitud, asociamos una columna periodística a una columna de la arquitectura clásica, los artículos de Antonio Gala deberían corresponder a una columna con basa y poco fuste; tratándose de Gala, es posible que tenga un poco de basa, nada de fuste y sea todo capitel.

Al contrario que los columnistas quiosqueros, que, faltos de basa (argumento) e incapacitados para florear un capitel (adornos literarios), dedicamos todo nuestro esfuerzo en darle muchas vueltas a un tema sin obtener ninguna conclusión. De este modo nos queda una columna salomónica: larga y en tirabuzón, todo fuste.

Con excepciones, claro está, nuestra columna se parece cada día más a una lista de lamentaciones y llamadas de ayuda (mayday) a quienes no tienen interés en ayudarnos, mientras que los quiosqueros, desperdigados y con poco contacto real, escondemos la cabeza bajo el sobaco esperando que llueva en el desierto.

Seguramente necesitemos tinta nueva. En adelante intentaré pensar en positivo; eso significa dejar a un lado (si fuera fácil…) los problemas del quiosco que yo no puedo solucionar y centrarme en narrar alguna de las anecdotillas que no tuvieron cabida en Pies Para Quiosquero o, incluso, repetir alguna que tuviese un gracejo especial.

Ahora voy a imprimir todos los episodios de “Sombras” publicados por La Gárgola Impasible, para leerlos con calma y disfrutarlos despatarrado en el sofá.

Recuerdo un apartado de La Codorniz que se titulaba “Tiemble después de haber reído”.

Los relatos de La Gárgola deberían agruparse bajo el título “Intente reír después de haber temblado”.

quiosqueroAntonio Linares desde Barcelona

 

El video

EUROmodul stand TRANSFORMER 7 Abril 2013 Video Portada
EUROmodul stand TRANSFORMER
Leer más 0 Comentarios 5335 Lecturas
 
 

Lo que se comenta...

 

Regístrate en a:Ditoday

a:Ditoday

 

Regístrateen a:Ditoday y tendrás acceso al resto de secciones:

 

  • Foros exclusivos
  • Noticias adicionales
  • Participación en encuestas
  • Acceso a bases de datos

 

Para registrarte en a:Ditoday tan sólo necesitas una cuenta de e-mail válida.

 

Ya nos sigues?También puedes seguirnos en Twitter, en FaceBook y en Google +1