...::; a:Ditoday ;::...

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El hundimiento

Correo electrónico Imprimir PDF

El mismo año en el que se cumple un siglo del hundimiento del Titanic una nueva tragedia marítima ha cubierto estos días los titulares de los periódicos de medio mundo.

La noche del 13 de enero, el crucero Costa Concordia, que se encontraba haciendo un recorrido por la costa mediterránea, topó con un arrecife en las cercanías de la isla de Giglio, en Italia. El casco se partió 60 metros y el agua comenzó a inundar los camarotes.

Según consta en la orden de arresto que dictó la jueza Valeria Montesarchio,  el capitán del crucero, Francesco Schettino, permaneció sobre una escollera de la isla italiana de Giglio, mirando cómo se hundía la embarcación que había abandonado antes de que concluyera la evacuación de la misma.

costa-concordia“No abandoné el barco, me resbalé y caí sobre un bote salvavidas”, fue uno de los argumentos que el capitán Francesco Schettino dió ante la Justicia italiana, para explicar por qué dejó la nave en el momento que naufragaba.

La conversación mantenida con el capitán Gregorio De Falco, que se difundió a todo el mundo, revela que pese a las órdenes tajantes, gritos y recriminaciones de éste, el capitán no estaba dispuesto a volver al crucero.

No sé si la frase “El capitán es el último que debe abandonar el barco”, es una norma legal que obliga o simplemente es una obligación moral, impuesta por la tradición marinera, pero el comportamiento de Schettino ha sido censurado en todo el mundo y ha hecho que el apellido del capitán sea usado como un insulto, con el significado de “cobarde que escapa del peligro o no afronta sus responsabilidades”.

También la prensa escrita ha chocado con un arrecife y ha iniciado su hundimiento.

En Julio de 2009, Milagros Pérez Oliva, escribía en El País:

Lo que confiere gravedad e incertidumbre a la actual situación de la prensa escrita es la coincidencia de al menos tres crisis que operan de forma simultánea: la crisis económica general, que ha llevado a una caída sin precedentes de los ingresos por publicidad; una crisis de modelo industrial y tecnológico, que obliga a replantear no sólo los formatos del periódico, sino la organización del trabajo periodístico, y una crisis de credibilidad que afecta al periodismo en general….

Para añadir a continuación:

De hecho, las ediciones digitales no serían rentables si tuvieran que producir por sí mismas los contenidos que ahora les proporciona la edición impresa. De manera que en la práctica, el lector que va cada día al quiosco a comprar el diario está subvencionando a los lectores que acceden al diario digital de forma gratuita. ¿Cuánto tiempo continuarán pagando, teniendo en cuenta además que la versión digital, a la que se puede acceder sin coste alguno, es ya más completa y extensa que la impresa?

He oído muchas veces esa frase tan manida de que editores, distribuidores y vendedores vamos en el mismo barco. No sé si habrá sido cierta en algún momento pero si así hubiera sido, estaba claro que los vendedores íbamos en tercera clase.

En todo caso, en los últimos días estamos asistiendo a una nueva vuelta de tuerca por parte de los editores de periódicos, con agresivas campañas para captar abonados para sus ediciones digitales y facilitando la adquisición de dispositivos de lectura digital, a través de las promociones realizadas en las ediciones impresas. En resumidas cuentas, acelerando el proceso para que los lectores de prensa escrita se conviertan en lectores digitales.

Al igual que a SCHETTINO les ha entrado el pánico, abandonan el barco y nos abandonan a nuestra suerte.

Pero al contrario que a SCHETTINO, su dignidad no sufrirá un ápice. No existirá reproche social para su actitud.

Tampoco el capitán Gregorio De Falco (léase el gobierno), les recriminará lo más mínimo ni les ordenará tajantemente que se preocupen de los pasajeros.

Más bien se justificará su abandono con la frase que el padre de Schettino le decía a su hijo: “Generale in fuga serve per un'altra guerra”.

Y entretanto los directivos de las Asociaciones discutiendo si son galgos o podencos.

Como dicen en Italia: “Porca miseria”.

Rafael Artacho Rafael Artacho (Presidente de ANVP) desde Madrid

 

El video

EUROmodul stand TRANSFORMER 7 Abril 2013 Video Portada
EUROmodul stand TRANSFORMER
Leer más 0 Comentarios 4790 Lecturas
 
 

Lo que se comenta...

 

Regístrate en a:Ditoday

a:Ditoday

 

Regístrateen a:Ditoday y tendrás acceso al resto de secciones:

 

  • Foros exclusivos
  • Noticias adicionales
  • Participación en encuestas
  • Acceso a bases de datos

 

Para registrarte en a:Ditoday tan sólo necesitas una cuenta de e-mail válida.

 

Ya nos sigues?También puedes seguirnos en Twitter, en FaceBook y en Google +1