...::; a:Ditoday ;::...

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Ernestina, y la Realidad del Folklore del “Facebú”

Correo electrónico Imprimir PDF

joteraSe acabó.

Demasiado tiempo sin escribir por aquí, en a:Ditoday, y sin tan siquiera comentar textos muy gratos de personas con quienes he compartido abundantes cabeceras de columna.

En mi descarga diré que llevo ya semanas en que ni el teclado ni la pluma me han servido para nada en ninguna parte. Incapaz del todo. Por mucho que se diga que no se olvida montar en bicicleta, me temo que eso no es del todo cierto.

En mi cargo añadiré que estaba hasta el moño jotero de este sector, en el que repito (porque ya lo he dicho en más de una ocasión), me he encontrado a grandes personas, a gratas personas, a macacos, a caguetas, y hasta a calzonazos de tomo y lomo. Y las últimas categorías, para qué nos vamos a engañar, desmotivan absolutamente, lo cual debe ser uno de sus objetivos preferidos en la vida.

Desconozco el por qué hoy, al levantarme, he decidido tirarme de cabeza, rascarme la alergia y escribir un teatrillo para a:Ditoday. Algo habré soñado, digo yo. Pero sea cual sea el motivo, aquí estoy de nuevo para saludar, aportar lo que pueda y tocar las narices si se tercia, sin olvidar que soy la menos indicada para todo ello.

En fin, no me voy a extender más en la introducción, dado que a los lectores fuera de este sector les importa probablemente un pimiento el asunto, y me voy directamente al personaje que nos ocupa.

Por fin abro de nuevo el Baúl, no sin antes haber pasado el plumero a todas mis criaturas, de las que deberé hablar de aquí en adelante.

Damas y caballeros, con todos ustedes Ernestina, mujer valiente y amante rendida del folklore, y su descubrimiento de los problemas que pueden generarse en “el otro lado del espejo”.

Ni que decir tiene que ya ha empezado a hacer buenas migas con Eusebio y con Agustina de Aragón.

Así que... ¡Arriba telón! ¡Viva el “Facebú”! ¡Viva Ernestina y vivan las muñeiras, las jotas y los fandangos!.

Ole.

 

PERSONAJE: ERNESTINA, AMANTE DEL FOLKLORE.

DISFRAZ: Lo más parecido que se encuentre a un traje folklórico jotero (falda ancha, camisa blanca, pañuelo en el cuello, moño o en su defecto peluca, peinetillas o lacito, fajín que puede ser un foulard, leotardos blancos, alpargatas, mantón o toquilla), una bandurria hecha de cartulina, pañuelo para llorar.

COMPLEMENTOS: Una silla, una mesita con un ordenador, el cactus de Alenvedi.

TEMA MUSICAL:No te metas a mi facebook (Esteman)


VÍDEO ADICIONAL PARA AMENIZAR: Facebook en la Vida Real (Jorge Britos)

 


TEXTO BASE DE ERNESTINA:

(Entra pañuelo en mano, en otra la bandurria, llorando desconsoladamente)

¡¡¡Aaayyy!!! ¡Qué dolor, Dios mío!

(Mira directamente al público)

De verdad, que no duermo, como quien dice, desde hace tres días...

Si es que hay que ver.... Una se mete sin querer o sin saber en camisa de once varas... ¡Y toma muñeira!

¡¡¡Aaayyyy!!! (Un buen pase de pañuelo en los moquitos)

Total, que hace cosa de un año o por ahí me metí en el “facebú” , porque me lo recomendó la Engracia. “Ernestina (me decía), tú no sabes lo bien que se pasa, la mar de gente y de cosas que conoces, no tiene comparación al rato de la televisión y la puntilla”.

Así que como había ordenador en casa y también “el internet”, porque lo puso mi hermano antes de irse con la orquesta de las fiestas y su acordeón, la Engracia me abrió la cuenta esa del correo y me apuntó el “facebú” como “Melocotonera Melón”, por aquello de que me daba cosa poner mi nombre así, de sopetón.

(Se sienta, un poco más tranquila)

Al principio, para qué voy a negarlo, ese cacharro era un lío monumental... Entre las “opciones”, el “muro”, el “inicio”, y todo ese tinglao , yo ya no sabía si conducía por la M-30 o por el camino de cabras de mi pueblo, aunque más bien los primero, porque lo segundo me lo conozco muy bien...

Bueno, poco a poco, y preguntando a la Engracia cada dos por tres, parecía que me iba aclarando, y además de subir fotos y esas cosas, empecé a hacer amigos y a poner “me gusta”.

Pero.... ¡¡¡Aaayyy!!! (Pase de pañuelo otra vez)

La cosa es que de toda la vida me han gustado los fandangos, las jotas y las muñeiras. Además del tocadiscos que hay en casa, en el pueblo había clase en la escuela los jueves, pero como la gente dejaba de apuntarse y se apuntaba al “facebú”, pues la cosa no llegaba para tanto y cerraron el cursillo, así que me quedé a cuadros, con la puntilla, el tocadiscos, y sin los bailes.

Entonces, además de la Engracia y otros del pueblo, y con cuidadito que luego todo se cuenta, iba aumentando la lista de “amigos”, aprendí a “compartir”, ya no me liaba tanto con la cosa, y encima conocí a uno de Cuenca que tenía un “grupo” de fandangos, jotas y muñeiras.

¡¡¡Aaayyy!!! (Llorera y moquitos)

Si mira que hubiera jurado por San Pancracio que era majo a más no poder: amable, simpático, educado, y con mucha cultura, que hasta ponía cosas de libros, de planetas, y música modernísima.... ¡Y yo siempre encantada, dándole al “me gusta”, y él tratándome como una reina!

(Se serena un momento)

En conclusión, que me “agregó” al club de fandangos, jotas y muñeiras, y todo el mundo encantado, y yo aprendiendo más, porque también aprendí lo de pinchar a la Wikipedia....Y aprendiendo y aprendiendo, se me ocurrió un buen día comentar en el club que la bandurria era originaria de la jota aragonesa, y que además me parecía que el compás en 3/4 era más pobre, y que el 6/8 se adaptaba mejor al ritmo y daba más alegría a la pieza....

(Levanta los brazos con pasión, mirando al cielo y subiendo el tono)

¡Me ca-chis con los fan-dan-gos, jo-tas y mu-ñei-ras!

¡¡¡Aaayyy!!! (Llorera y moquitos)

La que se lió fue parda...

El de Cuenca, que defendía la jota castellana, se volvió loco de repente, y empezó a llamarme ignorante delante de todo el mundo....Yo contesté que de eso nada, que sabía muy bien de lo que hablaba, y seguidamente uno de Almería, que no sé yo qué pintaba en el asunto, dijo que además de ignorante era advenediza y de mal gusto...

¡¡Después de tanta educación y de tantos “me gusta”!!

(Levantando el dedo índice)

Entonces yo me defendí “subiendo” una pieza musical al grupo sin parangón ni réplica, buscada minuciosamente, en compás 6/8, y el de Cuenca se puso echo una fiera, y avisó a sus amigos del club y de fuera del club incluídos (algunos de la tendencia muñeira), y hasta se metió conmigo en otro club de cortadores de jamón, y me dijeron de todo lo habido y por haber: zafia, pazgüata, mentecata, pueblerina... ¡Y hasta pagafantas!

¡¡¡Aaayyy!!! (Llorera importante. Se seca los mocos)

Una llegó a “bloquearme”, los demás no me hablaban, todo eran indirectas con la bandurria, y la verdad, como no sabía qué hacer, me quejé en mi muro...

(Levanta los brazos con energía)

¡¡¡¡Madre mía del amor hermosoooooo!!!! En mal momento se me ocurrió quejarme....

¡El de Cuenca me acusó de traidora, me echó del grupo, dijo que era mala malísima, avisó a otros grupos (incluído otra vez el de cortadores de jamón), diciendo que era conflictiva, peleona y con malas intenciones, y ahí queda escrita la cosa, Ernestina, para toda la vida!

¡¡Es más!! Llegó a insinuar que me pagaban los de la bandurria aragonesa... Qué vergüenza...

¡¡¡Aaayyy!!! (Llorera y moquitos)

 Ya me explicarán qué hago.... Lo mismo que en el pueblo: si me callo, mal. Si me quejo, peor...

Ya he perdido la costumbre de la puntilla y no me apetece nada darle al bolillo, me da miedo ir al “facebú”, y encima me he presentado a un concurso de preguntas sobre los fandangos, jotas y muñeiras en la radio de esta guisa (enseña su traje), y resulta que también se había presentado el de Cuenca. Y como gane yo el concurso, no quiero ya ni pensar lo que puede pasar...

(Baja la cabeza, derrotada)

Total, que ha sido horroroso. Mi reputación por los suelos por culpa de un calzonazos, mi nombre en “comentarios” de gente crédula que ni conozco, habiendo perdido el contacto con todo el mundo, que en vez de ir a la plaza mayor por la noche se quedan en su “facebú”, sin ganas de hacer puntilla y con la bandurria en la mano.

Y como no le llore al cactus (señala al famoso cactus), ni con la Engracia me atrevo.

Y así, vestida para vestir santos, y nunca mejor dicho ya, compuesta y sin club.

Para que digan luego que en el pueblo somos cotillas....

(Se levanta de la silla con resolución)

Está claro: o vuelvo a lo de antes, o me hago experta profesional en fandangos, jotas y muñeiras, o monto mi propio club, y a tomar viento el de Cuenca.

Eso sí, seguiré siendo “Melocotonera Melón”.

¡Apa! Me voy a cambiar de ropa.

(Se da la vuelta y sale por el foro)

 jotera

BANDOELRARosy (Bandolera), desde Barcelona.

 

El video

EUROmodul stand TRANSFORMER 7 Abril 2013 Video Portada
EUROmodul stand TRANSFORMER
Leer más 0 Comentarios 5336 Lecturas
 
 

Lo que se comenta...

 

Regístrate en a:Ditoday

a:Ditoday

 

Regístrateen a:Ditoday y tendrás acceso al resto de secciones:

 

  • Foros exclusivos
  • Noticias adicionales
  • Participación en encuestas
  • Acceso a bases de datos

 

Para registrarte en a:Ditoday tan sólo necesitas una cuenta de e-mail válida.

 

Ya nos sigues?También puedes seguirnos en Twitter, en FaceBook y en Google +1