...::; a:Ditoday ;::...

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El profesor Franz de Munich, o El Poder Real de la Imaginación

Correo electrónico Imprimir PDF
Índice de Artículos
El profesor Franz de Munich, o El Poder Real de la Imaginación
Comentarios anteriores
Todas las páginas

BANDOLERAMe he pasado los últimos días observando a Crispo. Aparentemente, duerme con tranquilidad, habla poco, y pone cara de inocente. Eso sí: lee mucho y con gran afición.

Intrigada por ello, he repasado mi pequeña biblioteca con bastante exactitud, y lo cierto es que no echo de menos ningún volumen... Tampoco han llegado a casa paquetes postales ni envíos certificados. En resumen, absolutamente nada del exterior que haga pensar que aquí está pasando algo extraordinario, o que el universo del Baúl se está infiltrando más allá de la dimensión que le corresponde.

Yo, por mi parte, he hecho lo de siempre en mi vida "real". Cada mañana, y al volver del trabajo, compruebo el cerrojo y paso lista a las criaturas, y cada noche me despido con toda normalidad. Eso sí, dejo el ordenador bloqueado...

Sin embargo, advierto novedades que yo no recordaba. Por ejemplo, la Viuda de Anselmo lleva guantes que aseguraría son nuevos, y a Don Diego "El Zorro" le brilla tanto el bigote que me niego a creer que no se lo atuse diariamente con brillantina de la buena. También estaba segura de que el capote de El Niño de la Guasa era tamaño infantil, pero ahora ya mide dos metros, y el Padre Benito ya no me pide comida, como si estuviera más que harto de comer garbanzos.... Y eso que he escondido las galletas a muy buen recaudo.

Por otro lado, oigo unas risitas a mi paso por el Baúl un tanto inquietantes... No es que me extrañen las risas, desde que han descubierto que el mundo virtual existe ya sabéis que han cambiado, y sus juergas nocturnas son un hecho irrefutable. Lo que me extraña es el tono... No sé cómo interpretarlo, sobre todo cuando reconozco a algunos, como el Sheriff Denver o D, Artagnan, que mandan chitón a los otros de un modo que no me transmite precisamente una muestra de respeto, sino más bien la salvaguarda de un secreto que yo no comparto.... Concretando, tengo la sensación de que existe un cachondeo a mis espaldas que no me gusta absolutamente nada.

Ya sabéis lo que le pasa a uno cuando le hacen de lado de una forma tan silenciosamente evidente: una melancólica tristeza me invade, siento que no me quieren, y bajo mi actitud impasible tengo demasiadas ganas de que alguno me hable con cierta complicidad. Y es que ya ni siquiera me gritan con aquella estridencia para salir: saben que, tarde o temprano, les va a tocar a todos, estén o no estrenados.

Total, nunca más apropiado el "Cría cuervos", y nunca yo más desorientada con el tema. Su manipulación emocional ha conseguido que no avance nada con el asunto de la inscripción universitaria de Crispo, de modo que otro tema sin resolver se añade a mi pesada mochila de urgentes pendientes.

En conclusión, no tengo ningún bombazo informativo que aportar. De hecho, el último comentario de Colorines agrava mi estado de inquietud, y lo único que se me ocurre es llamar al técnico y poner una trampa ineludible en el ordenador, porque en mis pesadillas he soñado que no soy yo quien los escribo, sino que son ellos quienes me escriben a mí... Y francamente, así no se puede vivir.

Por lo tanto, me he limitado a deducir de dónde ha podido sacar Crispo sus nuevos libros, y sin tener que pensar mucho, os traigo al sabio profesor más despistado, creativo y peculiar que he podido llegar a conocer jamás. Me temo que Crispo y él están desarrollando, como en Casablanca y por motivos obvios, el inicio de una bonita amistad...

Y si he de ser sincera, me encantaría que el Profesor lograra desarrollar su invento, más que nada porque servidora lo utilizaría de vez en cuando la mar de a gusto y con bastante contundencia, y no precisamente por motivos de limpieza.

Sin más dilación, con todos Uds., el Profesor Franz, de Múnich, con su vertiginosa velocidad mental, y sus prácticas conclusiones al respecto de la Fraulan.

¡Música, telón arriba!

 

PERSONAJE: EL PROFESOR FRANZ, DE MÜNICH
DISFRAZ:
Bata blanca, peluca rizos blanca, gafas metálicas, cejas blancas tupidas, bigote blanco, una calculadora en la mano, lápices en los bolsillos.
COMPLEMENTOS: Sobre una mesa, libracos múltiples, una ruleta casera, y todos los artilugios científicos que se encuentren. Sería ideal un mapa cósmico. Acento alemán.
TEMA MUSICAL: Tocata y Fuga en re menor BWV 565 (Johann Sebastian Bach)

 

TEXTO BASE DEL PROFESOR FRANZ (ojo al acento alemán):

(Entra con cara de despistado desespero, manos en los bolsillos entre lápices, mirando hacia todas partes)

¡Fraulan Keppler!! ¡Fraulan Keppleeeerrr!!!!

¡Oh, mein Gott! (Extiende los brazos) ¡Aquí uno no encuentra nunca lo que necesita! Cada vez que a la Fraulan le da con que el polvo se come el papel, desordena todos mis enseres... (Señala la mesa). ¡Es físicamente imposible que el polvo se coma mis libros! ¡El polvo no es un zerr vivo, es una simple molécula de materia flotante! ¡¡Nein!!

¡Gute!... Veamos, estaba por el trigésimo mega millón de respuestas posibles de una zélula ante la agresión ambiental que puede provocar un futuro estallido de un meteor incandescente a quinientos mega trillones de años luz... ¿Por dónde más iba?? (Reflexiona...)

¡Ah, sí! ¡Cierto! Ahora que pienso en los años luz, me doy cuenta de que el futuro ya no es lo que solía ser... (Cierto tono de nostalgia) ¡Aahh!

¿Pero dónde ha ido a parar mi máquina calculadora?? ...¡Ah, vaya! ¡En la mano!! (Llevándose una mano a la boca) ¡Je, je, je! .. ¡Qué cosas!... Sich.... Veamos... Dado que lo último que uno sabe siempre es por dónde empezar, partiremos de la hipothese de Parménides de que lo que es, es, y lo que no es, no es...
<

De ese modo, ya tendremos un axioma para deducir, mejor que inducir, cuál sería la reacción misteriosa de la zélula, si bien la física cuántica infiere que el espectador altera siempre lo observado, por lo cual, al final, la imaginación es más importante que el conocimiento, y la zélula hará sin duda alguna lo que le dé la real gana....

Nein obstanten, si yo pudiera al respecto encontrar ese.... (Regira en la mesa, en los bolsillos...) Hummm.... ¡¡Fraaauuuulaaaaaan!!! (Gesto de sorpresa) ¡Ah!! ¡Qué bonita casualidad, aquí está mi medidor de probabilidades!! (Coge la ruleta con actitud emocionada). Esto me trae a la mente: ¿Existen realmente las casualidades??... (Hace girar la ruleta, pensativo). Porque aunque Gott no juega a los dados, a veces los tira donde no hay quien los vea....

(Volviendo de su ensimismamiento, deja la ruleta en la mesa) ¡Gute! Sigamos con lo nuestro.... Si mis cálculos son correctos, es evidente que la zélula tenderá a reproducirse cinco millones de veces antes de que el meteor estalle en el Cosmos, y eso teniendo en cuenta, como bien sabemos, que las áreas barridas por el radio de la órbita de un planeta en intervalos de tiempo iguales son... ¡Iguales!! ¡Asombroosooo!! (Emoción abrumadora, levanta los brazos con energía) ¡Realmente asombroosooo!

(De repente, enarca las cejas)... Aunque más asombrosa todavía me resulta la tenacidad de Fraulan Keppler desordenando mis libros....¡Esta Frau no entiende que carecer de libros propios es el colmo de la miseria... ! (Levanta el dedo, indignado) ¡Oh, mein Gott, qué katastrophe!

Desarrollando el tema que nos ocupa, no puedo dejar de preguntarme: ¿Qué ocurriría si Fraulan Keppler fuera levantada por un soporte palanca, según la Euclidestheorie, y lanzada con una fuerza cinética suficiente hacia el Cosmos?? ¿Hasta cuándo, concepto tiempo, desaparecería de mi vista???

(Con cara de picarón, se lleva la mano a la boca) ¡Je, je, je...!

Interesante theorie... Veamos, el concepto preciso de velocidad instantánea de un cuerpo sólo se puede construir con un cálculo infinitesimal... (Hace números con la calculadora)... ¡Gute! Teniendo en cuenta que un cuerpo se acelera uniformemente cuando, partiendo del reposo, cosa impensable en la actitud de Fraulan Keppler, adquiere incrementos iguales de velocidad en iguales intervalos de tiempo, el lanzamiento debería ser absolutamente preciso, y más con el imponente peso específico sin especificar de la Fraulan....

(Se va emocionando, levanta el dedo...) ¡¡Y sabiendo que la ley de la gravedad nunca falla, el impulso debería ser tal que la fuerza gravitatoria de nuestro planeta no interfiriera en la órbita del lanzamiento....!!!

¡Je, je, je...! Interesante tehorie, realmente....

Creo que dejaremos por un rato la reacción de la zélula, para centrarnos en el hiypothetisch lanzamiento de Fraulan Keppler hacia el Cosmos infinito....

(De nuevo la mano en la boca) ¡Je, je, je....!

¡Auf Wiedersehen, estimados colegas!
Este experimento no tiene desperdicio para la humanidad....

(Coge un libro de la mesa, se olvida la calculadora, y se va)



El video

EUROmodul stand TRANSFORMER 7 Abril 2013 Video Portada
EUROmodul stand TRANSFORMER
Leer más 0 Comentarios 5134 Lecturas
 
 

Lo que se comenta...

 

Regístrate en a:Ditoday

a:Ditoday

 

Regístrateen a:Ditoday y tendrás acceso al resto de secciones:

 

  • Foros exclusivos
  • Noticias adicionales
  • Participación en encuestas
  • Acceso a bases de datos

 

Para registrarte en a:Ditoday tan sólo necesitas una cuenta de e-mail válida.

 

Ya nos sigues?También puedes seguirnos en Twitter, en FaceBook y en Google +1